Blog

¿Cómo ha afectado el Covid a las apuestas deportivas?

apuestas deportivas y coronavirus

Este año será recordado como uno de los peores a nivel mundial. Marcado por el coronavirus, que ha afectado a todos los sectores empresariales y, sobre todo, al sanitario. Analizamos a continuación cómo ha afectado al sector de las apuestas deportivas.

Las competiciones deportivas canceladas

Tras el estallido de la pandemia por el coronavirus, los gobiernos junto con las autoridades sanitarias respectivas de cada país, decidieron confinar a sus habitantes, con mayor o menor restricción y con ello el deporte no quedo exento.

A partir de ahí, todo parado. No había competiciones de ningún tipo y las casas de apuestas vieron como sus ingresos cayeron en picado. El 95% de las competiciones deportivas a nivel mundial fueron canceladas. Fútbol, baloncesto, tenis, Fórmula 1, mociclismo, fútbol sala, balonmano, ciclismo, golf, etc… parado hasta nueva orden.

Durante las primeras semanas de la pandemia, subieron un 58% los apostadores en las casas de apuestas respecto al mismo período del año anterior. La cosa es simple, la gente en casa confinada, muchos de ellos en ERTE y tenían más tiempo para el ocio. Los usuarios de estas bookies se vieron apostando a eventos deportivos como el tenis de mesa o fútbol en países como Rusia, Bielorrusia o Australia.

El sector del juego online llevaba una década floreciente. Cada año había más apostadores y salieron nuevas casas de apuestas debido al boom. Las cifras iban aumentando año tras año y el 2019 fue un año muy bueno. El 2020 se esperaba con ganas pero la pandemia lo paró todo y con ello las previsiones para este año. William Hill, una de las empresas de apuestas deportivas más famosa, vio caer un 75% el valor en bolsa. Codere, vio como caían en picado sus ingresos, y la bajada en bolsa también fue muy grande. En plena pandemia su acción llegó a cotizar por debajo de 1 euro, cuando en marzo de 2019, cotizaba a 3€.

Los eSports al alza durante la pandemia

Durante los peores meses de la pandemia, uno de los sectores que se mantuvo activo fueron los eSports o deportes electrónicos. Una de las ventajas es que se juega online y las organizaciones de las competiciones se pusieron las pilas y adaptaron los formatos a la nueva realidad.

Como norma general, en los eSports solo hay público en las fases finales de los torneos. Con lo que la adaptación fue rápida. Casi todos los torneos siguieron su curso normal, apenas se cancelaron competiciones, y las finales se disputaron sin aficionados.

Gracias a esto muchas casas de apuestas siguieron ofreciendo partidos en los que sus clientes podían apostar. Si bien es un sector que va en crecimiento año a año, todavía no está, ni mucho menos, tan consolidado como los deportes tradicionales como fútbol, baloncesto o tenis, pero poco a poco va madurando. Las casas de apuestas que tenían eSports pudieron paliar algo la caída de ingresos y las que no lo tenían tuvieron que ofrecer otro tipo de ofertas. Algunas de ellas pidieron licencias para poder operar este mercado, pero las licencias pueden tardar hasta un año en llegar.

¿Consecuencias del coronavirus a las apuestas deportivas?

  • ERTES generalizados

Durante los meses que estuvimos confinados toda actividad económica no esencial se paró. Esto incluía a los casinos y casas de apuestas con presencia física. Así pues, todos los locales de apuestas, cerrados. Sin competiciones, la gran mayoría de empresas optaron por esta opción. Cirsa, empresa propietaria de Sportium, aplicó un ERTE para 4.425 empleados, es decir, un 83,5% de su plantilla.

  • Bajada en picado de los ingresos

Flutter Entertainment, que opera marcas como Paddy Power y Betfair, estimó unas pérdidas de unos 136 millones de euros hasta agosto, debido al cierre total o parcial y las cancelaciones de competiciones. La ya citada Cirsa, tuvo una caída del 14,1% del beneficio hasta los 88 millones de euros.

  • Nuevos protocolos para salones

Empresas como Sportium, patrocinador principal de LaLiga, puso unas medidas de seguridad sanitaria en sus salones de apuestas. Aforo limitado, uso de mascarillas, geles desinfectantes, etc. Además, podrán crear una cuenta de un salón desde el móvil, se podían cobrar las apuestas ganadoras directamente a la cuenta corriente y al instante.

El objetivo: la seguridad de sus empleados y clientes con la finalidad de mantener la confianza entre ellos.

  • Más promociones y ofertas

Una de las medidas de las bookies para animar a los apostadores, ha sido la de hacer bonos y ofertas más llamativas para las apuestas deportivas. Además de intentar ofrecer mejores cuotas para sus clientes. El objetivo es incentivar al usuario para que vuelva a visitar las webs y salones de juego.

Bet365, la excepción

A pesar de las pérdidas millonarias de todas las casas de apuestas, incluida la empresa británica Bet365, anunció unas medidas millonarias para que, hasta finales de agosto de 2020, ninguno de sus más de cuatro mil empleados fuera despedido. De esta forma, uno de los propietarios de la empresa, Peter Coates, afirmó que de esta manera querían garantizar la seguridad de sus empleados en estos tiempos de tanta incertidumbre.

¿Y ahora qué?

Después de los peores meses de la pandemia, las casas de apuestas han reorganizado toda su estructura. De momento, algunas continúan con los ERTEs ya que, a día de hoy, parece ser que no se han recuperado los volúmenes de trabajo anterior al coronavirus.

Se prevee que, poco a poco, vayan saliendo de los ERTE cuando se vayan aligerando las restricciones de los gobiernos con medidas por el coronavirus. La llegada de la vacuna, es una gran noticia para todos los sectores puesto que de esta manera se empezará a tener un poco más de normalidad con el paso de los meses.

Si quieres conocer más información sobre Jobbet, tu academia de trading deportivo, entra en nuestra web y transforma tu vida con la profesión del futuro. ¡Te esperamos en nuestras Redes Sociales!